Los filtros para objetivos que debes conocer

/ / Fotografía
filtros fotográficos

Algo en lo que siempre hago hincapié cuando explico cómo conseguir cada fotografía es en no pensar que todas se hacen igual. Dar por hecho esto es el mayor error que se puede cometer, y el principal impedimento a la hora de lograr los efectos que buscas.

Unas veces necesitarás conocer ciertas técnicas, otras, necesitarás materiales específicos que modifiquen el resultado final de tu foto.

En este sentido, los filtros para objetivos son un elemento indispensable en la mochila, ya que permiten conseguir resultados únicos, como la larga exposición o la eliminación de brillos, los cuales no lograrías sin ellos..

En este artículo vas a conocer los filtros para objetivo indispensables y que todo fotógrafo debería tener a su disposición.

Conoce los filtros para objetivos que debes tener siempre en tu mochila para hacer las mejores fotos con esta guía. Haga clic para Tweet

Qué son los filtros para objetivos y por qué debes usarlos

¿Por qué utilizamos gafas de sol?

Los objetivos, igual que los ojos, responden de una forma particular a la luz. Por este motivo, si quieres ver mejor en condiciones de luz intensa, debes ponerte unas buenas gafas de sol, que reduzcan la cantidad de luz, los rayos UV, los destellos, polvo, viento…

Con los filtros fotográficos sucede algo parecido; ayudan a proteger la lente de daños potenciales, pueden reducir la cantidad de luz que llega al sensor, a potenciar los colores y un largo etcétera.

Por lo tanto, tener en la mochila varios filtros te va a ayudar a conseguir resultados mucho más variados, así que, si no tienes ninguno, yo iría haciendo ya la lista de la compra…

Filtros UV

Este es uno de los primeros (si no el primero de todos) filtros que debes adquirir si tienes una cámara réflex.

El principal cometido de este filtro, aunque hayas leído otra cosa, es proteger la lente de posibles golpes, de rayas, del polvo…

Todos indican que lo hacen, pero son los de más calidad los que de verdad se encargan de filtrar la luz ultravioleta, de corregir el exceso de color azul de las fotografías y de disminuir la neblina de la imagen, lo que garantiza una mayor nitidez en las fotos.

filtros para objetivo

A simple vista, el filtro UV no cambia nada, pero se aprecia en el resultado final de las fotos.

En la actualidad, muchos modelos de objetivos vienen con este tipo de tratamiento incorporado en el frontal de la lente, por lo que el filtro UV no es imprescindible, salvo como protección.

Hay que decir que, los filtros UV, generan opiniones muy divididas, lo mismo te encuentras con alguien que no puede vivir sin uno, como otro que los odia a muerte…

En realidad todos tienen parte de razón, no son imprescindibles, pero tampoco inútiles. Algunas personas los usan, solamente cuando consideran que existe una situación de peligro para la cámara. Por ejemplo si se va a fotografiar cerca del mar, donde hay que evitar salpicaduras o arena que puedan estropear la lente, es mejor utilizarlo.

La única desventaja de estos filtros es que, al tratarse de un cristal adicional, puede generar algunos destellos, los cuales evitarás no enfocando la fuente de luz que los genera o usando un parasol.

Por último, no debes confundir los filtros UV con los Skylight, ya que estos son de color salmón/magenta y cambian el color de las fotos dándoles un tono más cálido.

Dicho Skylight se usa para evitar el tono azulado de las sombras, aunque hoy día el balance de blancos puede cumplir la misma función, de una manera bastante eficaz.

Filtros polarizadores

¿Has visto esas fotografías con unos cielos de un color azul intenso y con buen contraste en las nubes?

Filtro polarizador.

Estos filtros son muy útiles, ya que se logra mejorar, de una manera considerable, las fotografías en cierta situaciones. Además, ayudan a reducir los reflejos y los brillos del metal y superficies reflectantes, como los que puedes encontrar al fotografiar una escena con cristales.

Filtros para objetivos

Con el filtro polarizador, los colores del cielo serán mucho más intensos y contrastados con las nubes.

No nos vamos a poner técnicos con la física de la luz y su propagación, simplemente decir que, cuando existe una fuente de luz convencional que emite un haz de luz en línea recta, como el sol, el filtro polarizador va a poder filtrar ese haz de luz y hacerlo desaparecer.

Existen dos tipos de filtros, cuadrados (también se les conoce como lineales), los cuales generan errores de medición, y los circulares. Estos últimos son los más prácticos y fáciles de encontrar, los cuales se acoplan con la cámara mediante una rosca.

Estos filtros circulares poseen dos cristales, uno de ellos móvil, que puedes girar para aumentar o disminuir la cantidad de polarización.

filtro polarizador

Aquí puedes ver la diferencia entre usar el filtro polarizador al mínimo y al máximo de su capacidad.

Entre los beneficios de usar un filtro polarizador están los siguientes:

Al eliminar parte de la luz del cielo, el azul de éste es mucho más intenso y el contraste con las nubes es mayor.

  • Los colores se vuelven más saturados y con un contraste general más alto.
  • Cuando vas a fotografiar superficies reflectantes como el agua o cristal, se eliminan los reflejos, sobre todo en ángulos de 30 y 40 grados.
  • Es ideal en fotografía de vegetación ya que, al eliminar estos reflejos, las hojas se ven con toda su intensidad, ganando color y consistencia.

Pero, como todo, los filtros polarizadores también tienen su parte mala que hay que conocer y controlar.

  • En lentes de gran angular, el filtro polarizador creará sólo una zona oscura parcial en el cielo, debido a que no es capaz de abarcar toda la escena.
  • Si el cielo está muy limpio y hay poca luz, el efecto máximo del polarizado dejará un color prácticamente negro y antinatural.
  • Con un polarizador normal se pierden aproximadamente dos pasos de luz, por lo que debes tenerlo en cuenta en tu medición.
  • Al estar formados por dos cristales, es un filtro más grueso y el viñeteo es más notable.
filtros para objetivos

El problema de usar un filtro polarizador al máximo en un gran angular es que crea una mancha oscura en el centro.

Es bueno que, cuando elijas filtros polarizadores, busques una buena marca. Los filtros de baja calidad restarán nitidez y calidad a la fotografía, incluso muchos filtros de estos suelen tener dominantes de color, lo que afecta el resultado final.

Como siempre digo en estos casos “lo barato sale caro”, por lo que, en cuestiones de óptica, es mejor que elijas una marca reconocida y así te evitas dolores de cabeza y disgustos innecesarios.

Filtros de densidad neutra

A diferencia de los dos filtros anteriores, que modifican colores, bloquean ciertos rayos de luz y crean imágenes más nítidas, los filtros de densidad neutra no hacen nada de esto, simplemente reducen la luz.

Para entenderlo de forma sencilla, debes pensar en la máscara que usan los soldadores al trabajar. Consiste en un cristal prácticamente negro a través del cual sólo se ve cuando usan el soldador y generan una luz muy potente. El resto de luz, no lo atraviesa.

Con los filtros de densidad neutra, o filtros ND, sucede lo mismo. Están formados por cristales tan oscuros, que bloquean la luz aumentando el tiempo de exposición.

Filtros para objetivos

A través de un filtro ND se puede mirar directamente al sol sin problemas, ya que bloquea prácticamente toda la luz.

Dicho así puede parecer un poco inútil, pero es mucho más importante de lo que parece.

En muchas ocasiones vas a querer realizar un efecto de larga exposición de algún paisaje donde haya agua, nubes en movimiento o cascadas.

El problema viene cuando, incluso reduciendo la sensibilidad ISO al mínimo y usando una apertura de diafragma minúscula, debido a la velocidad de obturación lenta que requiere este efecto, toda la luz del paisaje seguirá quemando tu foto.

¿Vas entendiendo por dónde voy?

Como bien sabrás (y si no lo sabes, debes leerte el post de la velocidad de obturación), cuanto más larga es la obturación, más luz captará, y es ahí donde entran en acción los filtros de densidad neutra.

Bloquear este exceso de luz te permitirá usar velocidades de obturación largas sin temor a que las fotos terminen sobreexpuestas y conseguir efectos como el del agua de seda.

Este tipo de filtros se identifican con un número, por ejemplo: ND2, ND4, ND8… el cual es un valor que indica qué cantidad de luz es la que se impedirá que entre al sensor de la cámara.

Dependiendo de la cantidad de luz que quieras bloquear, necesitarás comprar uno con mayor o menor densidad.

Pero si no sabes exactamente lo que necesitas, también puedes comprar un filtro de densidad variable que actúa como el polarizador, girándolo podrás aumentar o disminuir la opacidad de éste.

filtros para objetivos

Esta fotografía está realizada con un filtro ND1000, con el que la obturación fue de 45s para un efecto de agua de seda.

Formato de los filtros

En cuanto al modo en que se colocan los filtros en la cámara, se pueden diferenciar dos grupos; filtros redondos y filtros cuadrados.

Los primeros son los más fáciles de usar y más económicos, por lo que también son la primera opción para principiantes. Simplemente se colocan enroscados en el extremo del objetivo y prácticamente te olvidas de que está ahí.

Con el segundo grupo es diferente, ya que no necesitas sólo el filtro, sino también un soporte donde colocarlo.

La parte buena de este sistema es que, con un portafiltros, puedes utilizar varios de ellos y sumar los efectos, como un polarizador con un ND, o filtros graduados, etc.

Estos filtros suelen ser cuadrados o rectangulares y se colocan en las guías del portafiltros. Pese a que, los de buena calidad, son muy estables, estos filtros son recomendados para usar con trípode, ya que la cámara no se mueve demasiado y no corren peligro.

Al ser más grandes que el diámetro del objetivo, se reduce el viñeteo y se gana calidad además de comodidad.

filtros para objetivos

En los portafiltros puedes colocar diferentes filtros cuadrados para sumar sus efectos.

¿Merece la pena comprar filtros?

Según mi experiencia con ellos, mi respuesta es un rotundo SÍ.

Como decía, usar filtros para objetivos es el único modo de lograr determinados efectos, por lo que es un gasto pequeño si vas a hacer gran cantidad de estas fotografías.

Además, nunca sabes cuándo los vas a necesitar, por lo que es ideal llevarlos siempre en la mochila.

Si es tu primer contacto con los filtros, puedes encontrarlos de buena calidad y poco precio, ideales para coger práctica y perfeccionar su uso, momento en el que podrás invertir más y cambiar a unos mejores.

¿Qué te ha parecido esta lista de filtros para objetivos? ¿Usas ya alguno de ellos? Coméntame más abajo y, si te ha gustado, sólo te pido que lo compartas en tus redes para que los demás también lo puedan aprovechar.

Los filtros para objetivos que debes conocer
4.4 (88.57%) 7 votos

3 Comments to “ Los filtros para objetivos que debes conocer”

  1. Armando dice:Responder

    Que marcas son las más reconocidas?

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Armando

      Entre las mejores marcas de filtros para objetivos que puedes encontrar están Hoya, Kaesemann, B+W, LEE, Hama o Cokin, entre otras

  2. Muy buenos consejos como siempre, por el tipo de fotos que realizao a asiduedad en cavidades el UV es ” proteccion imprescindible” en éste habitat
    El polarizador en un buen aliado en exteriores y consiges espectaculares cielos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la siguiente página para asegurarte de que todo ha salido bien ]
He leído y acepto la política de privacidad *
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la página de confirmación para asegurarte de que te has apuntado correctamente ]