Cómo dominar la fotografía de conciertos sin esfuerzos

/ / Fotografía
fotografía de conciertos

¿A cuántos conciertos has ido últimamente? Seguro que, mientras veías uno, pensabas; “Qué bien estaría hacer fotos aquí…”.

Y tendrías toda la razón, los conciertos son eventos espectaculares, que siempre brindan fotografías únicas y llenas de vida. Esos juegos de luces, el humo del escenario, todos esos instrumentos y, sobre todo, la presencia de los artistas…

¿Quién no iba a querer hacer fotos ahí?

El problema viene cuando se intenta, los resultados no suelen ser tan bonitos como se esperan. Los conciertos en realidad son un campo de batalla para el fotógrafo/a.

Por eso, he preparado esta guía con todos los trucos que debes conocer para sobrevivir a la fotografía de conciertos y conseguir las mejores escenas.

Conoce los trucos de la fotografía de conciertos para conseguir unas escenas perfectas en cualquier situación. Haga clic para Tweet

Las bases de la fotografía de conciertos

La fotografía de conciertos puede que sea una de las más vertiginosas y frenéticas que se pueden encontrar.

Tu trabajo consistirá en contar en imágenes, la historia de una actuación, captar escenas únicas y mostrar todas las sensaciones vividas en el concierto.

Todo ello, en tiempo récord.

Si a esto se le une una iluminación cambiante, gente sobreexcitada alrededor, humo por todos lados, movimientos rápidos y cambios de ritmo, la fotografía de conciertos se convierte en todo un reto.

El equipo ideal

Se podría decir que se puede hacer fotos en conciertos con cualquier cámara y, técnicamente, es verdad, pero, como en todo, cuanto más azúcar, más dulce.

Las características que debes buscar en tu cámara dependerán un poco del tipo de conciertos que quieras cubrir.

No es lo mismo conciertos al aire libre, bien iluminados y con bastante espacio, que un concierto en una sala pequeña, con iluminación escasa.

Pero no te desanimes, esto no significa que necesites comprarte una cámara sólo para estas fotos, con la que tienes ahora mismo las puedes hacer perfectamente.

Cámara

La base de tu cámara debe ser la calidad con luz baja. Una cámara que es capaz de usar una sensibilidad ISO alta sin generar gran cantidad de ruido, será ideal para fotografiar conciertos.

Si te vas a dedicar a este tipo de fotografía, céntrate en este aspecto por encima de los demás.

Otro de los puntos a tener en cuenta en tu cámara es la velocidad de disparo. Puesto que los conciertos son, en ocasiones, frenéticos, vas a necesitar echar mano de las ráfagas muchas veces.

Por esto, que tu cámara ofrezca una velocidad de disparo elevada, te hará captar más momentos que una lenta.

Una velocidad de entre 4 y 5 fotos por segundo será suficiente.

Fotografía de conciertos

Objetivos

Aquí es donde se notará realmente la calidad final de la fotografía.

Como venimos viendo, las luces bajas son una constante, por lo que vas a necesitar objetivos luminosos.

Esto se traduce en aperturas de diafragma grandes. Los objetivos con aperturas de f/2.8 son los más comunes en distancias variables, mientras que, en distancias fijas, se pueden encontrar hasta de f/1.2, siendo el f/1.8 la apertura más económica y accesible (entre los que el 50mm f/1.8 es el rey).

Las focales fijas ofrecen mayor nitidez y calidad, mientras que, las variables, te permiten cambiar la distancia sin tener que moverte.

Si vas a disponer de espacio para moverte, las fijas son tu elección. En cambio, si vas a estar en un punto fijo, la focal variable te ayudará a conseguir diferentes tomas.

Hablando de distancias, si te vas a colocar cerca del escenario, una distancia focal corta te ayudará a captar toda la escena, más que la nariz del artista.

Si por el contrario, vas a estar lejos de la acción, un teleobjetivo te acercará al escenario.

Los objetivos más comunes para la fotografía de conciertos son el 24-70mm, 50mm y el 70-200mm.

Los parámetros son la clave

Unos parámetros correctos a la hora de captar conciertos son esenciales para conseguir el éxito.

Si es la primera vez que haces fotos de conciertos, puede que no sepas cómo configurar tu cámara y tengas la tentación de usar el modo automático cuando…

BOOOOM 📸

Se levanta el flash integrado de tu cámara y le suelta en la cara al cantante la luz más fea de la historia.

Eso, imaginando que tu cámara tenga flash. Si no, ésta elegirá unos parámetros que darán como resultado una foto digna de Cuarto Milenio, un borrón sin mucho sentido.

Si te has enfrentado a esto, es posible que se te hayan quitado las ganas de seguir con los conciertos…

Pero no tires todavía la toalla porque, conociendo los parámetros adecuados, conseguirás unas fotos perfectas.

fotografía de conciertos

Prioridad vs Manual

Cuando llega el momento de disparar, hay dos modos eficientes de hacerlo.

El primero es utilizar la Prioridad de Obturación. De este modo, puedes elegir una velocidad de obturación suficientemente rápida para congelar la escena y dejar que sea la cámara la que equilibre la exposición.

La segunda opción es el Modo Manual. Ésta es ideal si las condiciones lumínicas son constantes, bastará con encontrar la exposición correcta y hacer fotos sin preocuparse de nada más.

El problema llega cuando las luces cambian de intensidad.

En ese momento, conforme vayas haciendo fotos, irás variando entre fotos correctamente expuestas, sobreexpuestas y subexpuestas sin darte cuenta.

Esto se puede corregir fijándote siempre en el exposímetro e ir cambiando, sobre todo la ISO, según necesites.

Esta práctica es algo más complicada, pero te ofrece los resultados más ajustados a lo que buscas. Eso sí, no dejes de prestar atención a lo que sucede en el escenario para no perderte nada especial.

Al utilizar el modo manual, puedes aumentar la apertura para conseguir escenas más oscuras en las que se aprecien sólo las siluetas frente a las luces.

Apertura a lo grande

Disparando en modo Manual, deberás seleccionar la apertura más grande (el número más bajo) que ofrezca tu objetivo.

Esto permitirá que entre más luz al sensor y, por lo tanto, puedas seleccionar velocidades más rápidas para congelar la escena.

Además, también conseguirás una profundidad de campo más pequeña, para separar al músico del fondo, consiguiendo unos desenfoques más artísticos.

Velocidad punta

Como te comentaba más arriba, los conciertos son frenéticos y, muchas veces, suceden cosas a alta velocidad que no vas a querer perderte por una mala configuración de tu cámara.

Saltos, objetos voladores, movimiento compulsivo de melenas…

Todo esto lo perderás si no usas una velocidad adecuada. así que, no tengas miedo en acelerar esa obturación.

Generalmente, velocidades entre 1/200 y 1/320 suelen ser suficientes para evitar fotos movidas.

También depende del tipo de concierto, claro. Si es un concierto de piano, algo me dice que podrás usar velocidades más lentas…

ISO y más ISO

Seguro que, si has prestado atención hasta ahora, lo habrás adivinado…

La ISO es el parámetro clave en la fotografía de conciertos.

Toda la configuración se sustenta sobre este parámetro, ya que es el que va a permitirte usar velocidades rápidas en situaciones de baja luminosidad.

La parte mala es que, cuanto más alta es la ISO, más ruido tendrán tus fotos, pero, en este caso, es necesario. Además, esto puede ser útil, como verás más adelante.

Los valores ISO ideales para salas de concierto van entre ISO1600 e ISO3200.

Si vieses que hay suficiente luz, puedes bajar hasta ISO800 (conciertos de día) o, si la luz es muy escasa o ves que tu velocidad de obturación no es suficiente para todo el movimiento que hay, aumentarla hasta ISO6400.

Dónde medir la luz

Puesto que los conciertos suelen estar llenos de luces que se mueven y que varían en todo momento, es necesario usar un modo de medición de luz que se centre sólo en tu objetivo.

Para esto, el modo indicado es el Puntual. Con él, la cámara medirá la luz del punto central de tu imagen (algunas cámaras permiten elegir dónde quieres que mida), de forma que no tendrá en cuenta todas las demás luces del escenario.

De esta forma, conseguirás que el artista quede bien expuesto, que es como debe ser.

El punto y modo de enfoque

En la mayor parte de las cámaras, el punto de enfoque más certero en condiciones de luces bajas es el punto central.

Utilizando este punto, consigues dos cosas; la primera es un autoenfoque rápido y efectivo, y la segunda, recomponer tu escena en menos tiempo.

Esto significa que, si no quieres que la cara del artista quede en el centro de la imagen, sólo tienes que hacer media pulsación del disparador para bloquear el enfoque y bajar un poco la cámara hasta que suba en el encuadre.

Esto lo debes realizar con el modo de Autofoco Único (AF-S en Nikon y One Shot en Canon).

Este modo es ideal para reencuadrar escenas.

Si, por el contrario, quieres hacer ráfagas siguiendo al artista que se mueve adelante y atrás por el escenario, deberás usar el modo de enfoque Servo.

Este modo de enfoque lo que hará será, mientras mantengas la media pulsación o la ráfaga, seguir el movimiento del objeto que has seleccionado en todo momento, evitando que quede desenfocado.

Este modo es el más útil cuando estás siguiendo al cantante por todo el escenario y no tienes tiempo de enfocar y disparar cada vez.

Balance de blancos

Ésta es sencilla.

Como es posible que te encuentres con luces de todos los colores imaginables, el mejor balance de blancos que puedes usar es el Modo Automático.

De todas formas, si quieres ajustarlo en postproducción, disparar en RAW te da esa posibilidad.

¿Blanco y negro? Sí, gracias

Cuando se trata de fotografía de conciertos, el blanco y negro es una victoria absoluta.

Permite centrarse en la acción y la emoción del momento, además de aportar dramatismo a la escena.

Y también es ideal, como te comentaba antes, para aprovechar el ruido de la ISO.

Por último, el blanco y negro en los conciertos permite eliminar los problemas que causan las luces de colores, las cuales, si se mezclan mal, dan tonalidades horribles a la imagen y estropean la toma.

fotografía de conciertos

Esta fotografía en blanco y negro evita las distracciones de todas las luces de colores que había y permite centrarse en el cantante y toda la fuerza del momento.

Espera lo inesperado

Los conciertos son un evento frenético (creo que no lo había dicho todavía…), por lo que uno nunca sabe lo que puede suceder.

Un gesto, una mirada, un fogonazo de fuego que enmarca al líder del grupo… hay mil situaciones que quedan perfectas en las fotos y que suceden en un instante.

Por eso, siempre recomiendo tener la cámara cerca y estar preparado/a para disparar. Disfrutar el concierto puede ser tentador, pero conseguir una buena foto compensa mucho la pérdida de diversión.

Un lugar para dominar la sala

Si los parámetros son importantes, tu posicionamiento en la sala lo es también.

No hay un lugar fijo, sino que todo depende de la disposición del lugar, la altura y los espacios libres que haya. Algunas salas tienen espacios reservados en los laterales, otras, en el frontal del escenario…

También las hay que tienen un escenario elevado o, por el contrario, puede que el grupo esté a ras de suelo. Antes de empezar, haz un pequeño estudio del lugar y encontrarás fácilmente tu sitio.

Lo principal que tienes que mirar a la hora de buscar tu posición es el público; intenta molestar lo menos posible. En ocasiones, si hay poco espacio, te moverán, te empujarán y te sacarán de lugar, haciendo imposible sacar fotos decentes.

Lo mejor es que te coloques en un lateral, lejos del grueso del público e ir acercándote lo más posible, sin molestar, hasta encontrar el mejor encuadre.

Puede que sea tu primer impulso, pero evita ponerte justo delante del grupo, sobre todo si el escenario está elevado porque, aparte de que taparás y te podrán llamar la atención, terminarás haciendo fotos a la entrepierna del vocalista.

Nada recomendable.

Antes que hacer fotos tan cercanas, es mejor retroceder un poco e incluso sacar parte de las manos del público, algo que le da vida a la escena.

Resumen de la fotografía en conciertos

Ya has visto con detalle todo lo que necesitas para hacer una fotografía de conciertos perfecta y sin fallos, pero ha sido un royo bastante largo, así que vamos a resumirlo todo un poco…

  1. Usa el modo manual o prioridad de obturación
  2. Selecciona siempre la apertura más grande
  3. Emplea velocidades entre 1/200 y 1/320
  4. Ajusta tu ISO a valores altos, entre 1600 y 3200
  5. Utiliza el modo de Medición Puntual
  6. Enfoca tus fotos con el punto central
  7. Usa el modo de enfoque Único o el Servo si hay mucho movimiento
  8. Balance de Blancos automático
  9. Dispara siempre en ráfaga de alta velocidad
  10. Dispara en RAW
  11. Edita en blanco y negro si hay problemas de color de luz

Conclusión

Como has podido comprobar, la fotografía de conciertos es una de las más técnicas y detalladas que hay, es necesario tener muchos factores en cuenta para conseguir buenos resultados.

Este es uno de los principales problemas por los que la gente prefiere no intentar estas fotos, o desisten tras el primer intento…

Pero ahora, estos problemas ya los tienes resueltos, por lo que sólo tienes que seguir los puntos vistos para conseguir unas buenas fotos de conciertos.

Sólo te queda coger la cámara y dirigirte al próximo concierto para ponerlo en práctica.

Y no dudes en enseñarme los resultados, estaré encantado de verlos.

Ahora, si te ha parecido útil el artículo, sólo te pido un pequeño favor, y es que lo compartas en tus redes para que más gente lo pueda aprovechar.

¡Abrazos!

Cómo dominar la fotografía de conciertos sin esfuerzos
5 (100%) 1 voto

5 Comments to “ Cómo dominar la fotografía de conciertos sin esfuerzos”

  1. Mercedes Avilés dice:Responder

    Hola tengo una cámara réflex Nikon 3400 D quisiera saber si mi cámara tiene simetría gracias

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Mercedes

      No sé exactamente a lo que te refieres con tener simetría.

      Si te refieres a poder hacer fotos simétricas, no necesitas ninguna característica en la cámara para ello, es cuestión del encuadre que elijas a la hora de hacer la foto.

      En un artículo anterior hablo sobre ello, te dejo aquí el enlace para que lo visites.

      https://javiersomoza.com/simetria-en-la-fotografia/

      Saludos!

  2. Fernando dice:Responder

    Gracias por los consejos. He hecho algunos conciertos, y siempre los he hecho en manual y ayudado por un flash con difusor, con resultados varios. Tengo una Nikon d7200 y normalmente los hago con el que viene en el kit (18-105) y el Tokina 11-16. El que recomiendas (70-200) me iría mejor? Gracias.

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Fernando

      Depende un poco de en qué parte de la sala o local te coloques para hacer las fotos. El 70-200 es perfecto para distancias largas. Además, tu cámara tiene multiplicador, por lo que se convertiría en un 105-300, algo demasiado grande si no estás en estadios o conciertos al aire libre.

      Para ti, creo que la mejor distancia es la de 24-70 (36-105 en tu caso), con la cual podrás hacer prácticamente todas las fotos que necesites. Estas distancias las cubre tu lente de kit, pero claro, la calidad de la óptica es bastante baja.

      El Tokina te vendrá bien para coger planos muy abiertos, como todo el escenario o el público, pero no para planos más cortos.

      Espero haberte ayudado. Saludos!

      Saludos!

  3. MIGUEL ANGEL SANCHEZ TABERNERO dice:Responder

    Gracias Javier, como siempre nos ayudas a resolver algunas dudillas que nos van surgiendo. He hecho algunos conciertos con poca luz, en la calle y en salas pequeñas,he utilizado dos camaras al principio una Olympus E3, una camara genial para todo menos para poca luz, ahí me he peleado mucho, y luego con la nikon 5200, y aunque es peor camara en construccion en nosturnas o con poca luz le da mil vueltas y los resultados mucho mejores, pero me surgian algunas dudas y tu me has abierto los ojos en algunas, un saludo, ahora a practicar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la siguiente página para asegurarte de que todo ha salido bien ]
He leído y acepto la política de privacidad *
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la página de confirmación para asegurarte de que te has apuntado correctamente ]