Qué ******** es la distancia hiperfocal y cómo usarla sin líos

/ / Fotografía
distancia hiperfocal

Si te preguntase por la distancia hiperfocal… ¿qué cara se te quedaría?

Imagino que la misma que puse yo la primera vez que lo escuché, una cara de interrogante total. Y es que, la distancia hiperfocal es un término raramente controlado por los fotógrafos aficionados, incluso es desconocido también por bastantes fotógrafos profesionales.

Pero, si quieres conseguir imágenes completamente nítidas, sobre todo en paisajes, es algo que debes conocer y controlar, porque su valor es incalculable.

De normal, se suelen encontrar explicaciones de este concepto con fórmulas matemáticas dignas de Stephen Hawking, palabras que raramente volverás a usar en tu vida y la necesidad de un posgrado de física para comprenderlo… Pero eso es en otros sitios, aquí vas a verlo de forma sencilla para que lo entiendas y lo puedas aplicar a tus fotografías sin problemas.

¿Distancia hiperfocal? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre ella para controlarla y conseguir unas fotos perfectamente enfocadas. Haga clic para Tweet

Qué es la distancia hiperfocal

Lo primero es lo primero. Antes de poder ver cómo funciona y cómo usarla en las fotos, hay que saber qué es la distancia hiperfocal.

Explicado de una forma resumida, consiste en la distancia de enfoque que ofrece la mayor profundidad de campo posible (Si no controlas la PdC, te recomiendo que leas antes el artículo sobre ella para entender mejor éste).

Vamos con un ejemplo sencillo…

Imagina que estás haciendo una fotografía de paisaje y quieres que toda la escena aparezca nítida, desde las piedras en primer plano hasta las montañas más lejanas. De normal, si enfocas al fondo, los elementos cercanos aparecerán desenfocados, mientras que, si enfocas las piedras, el fondo estará fuera de foco.

La solución: Existe un punto entre el fondo y el primer plano que, si enfocas sobre él, hace que estos dos planos se vean aceptablemente nítidos a la vez.

Y tú dirás… ¡esto es magia! (Para seguir con el guión del artículo, te imagino diciéndolo…)

Pero no, es sólo que has encontrado la distancia hiperfocal.

Distancia hiperfocal

Como puedes ver en esta fotografía, tanto los elementos en primer plano como el fondo se ven nítidos

Aceptablemente nítido

Por si quieres aprendértelo, utilizarlo en alguna conversación avanzada y quedar “like a pro”, técnicamente, la DH consiste en la distancia más cercana que permite a los objetos en el infinito aparecer aceptablemente nítidos.

Fíjate en la palabra “aceptablemente”.

No hay que equivocarse pensando que toda la imagen va a tener una nitidez perfecta, sino que, a diferencia de un objeto que esté fuera de la PdC, éste se verá mucho más nítido en comparación.

Para explicar en toda su amplitud este concepto, habría que entrar en círculos de confusión, comportamiento de la luz, etc. Pero será otro día…

Como ves, la distancia hiperfocal es esencial en fotografías donde necesitas que se aprecie con detalle toda la escena, como los paisajes o la fotografía de ciudad.

Bien, una vez visto qué es, vamos al siguiente punto.

Qué factores influyen en ella

A la hora de encontrar la distancia hiperfocal, entran en juego varios factores, concretamente tres, apertura de diafragma, distancia focal y tamaño del sensor.

Si te fijas, son los mismos que determinan la profundidad de campo, por lo que, si ya conoces este concepto, te resultará más sencillo de comprender todo esto.

Apertura

Como era de esperar, el primer factor que va a determinar la distancia hiperfocal es la apertura de diafragma. Para maximizarla, será necesaria una profundidad de campo larga, y esto, como sabrás, se consigue con una apertura pequeña.

Por tanto, cuanto más pequeña sea la apertura, más cerca de ti estará el punto al que deberás enfocar.

Distancia focal

El segundo factor que debes tener en cuenta es la distancia focal. Cuanto más corta sea ésta, más cerca de ti estará la hiperfocal y, por lo tanto, más elementos cercanos tendrás enfocados.

Tamaño del sensor

Por último, el factor de multiplicación de tu cámara también va a afectar a la distancia hiperfocal. Los sensores más grandes hacen que, de nuevo, se acerque a ti la hiperfocal, mientras que los sensores con recorte, tienen una hiperfocal más lejana.

Cómo funciona

Ahora mismo te estarás preguntando “si con la hiperfocal, toda la foto se ve nítida, ¿qué importa dónde esté esté punto?”.

Pues bien, porque, decir que toda la foto va a estar enfocada, es una verdad a medias. Se suele decir así porque, el objetivo de usar esta técnica es conseguir una foto completamente nítida, pero no exactamente en toda la escena.

Realmente, la distancia hiperfocal ofrece una zona nítida desde la mitad de espacio entre el punto hiperfocal y tú hasta el infinito.

Te puede haber sonado a chino, pero es más fácil de lo que parece.

Imagina que tu DH se encuentra a diez metros de ti. Pues bien, la zona nítida que obtendrás cubrirá desde 5m delante de ti, hasta el infinito.

Con esto, todo objeto que se encuentre entre tu cámara y los cinco primeros metros de distancia, se verán borrosos, ya que no entran en la profundidad de campo de la distancia hiperfocal.

Por eso es tan importante calcularla correctamente, para maximizar la profundidad de campo y cubrir toda la escena.

Aquí vas a poder ver de forma gráfica cómo cambia la DH dependiendo de la apertura y la distancia focal que uses.

distancia hiperfocal

Si te fijas, con una apertura de f/2.8 y 100mm, la distancia hiperfocal se encuentra a 117,95m, por lo que, todo objeto que haya antes de 58,97m, estará desenfocado.

En cambio, a f/16 y 20mm, la DH se encuentra a 0,85m y sólo pierdes 0,42m hasta que todo empieza a estar nítido, por lo que es una profundidad de campo larguísima.

Cuándo usarla

No todas tus fotografías van a necesitar que enfoques a la distancia hiperfocal. Esta técnica se utiliza cuando tu fotografía va a abarcar todo el espacio visible, primer plano, plano medio y fondo.

Imagina que estás haciendo una fotografía a una montaña lejana y no hay nada por medio. En este caso, no debes calcular ninguna distancia, ya que el objeto más cercano (la montaña), se encuentra ya en el rango de infinito.

Tampoco tendrías que preocuparte por la apertura, ya que, al estar tan lejos, podrías utilizar cualquier apertura, que saldría perfectamente enfocada incluso con una muy amplia.

Sólo debes preocuparte por la hiperfocal cuando en tu foto aparecerán objetos tanto cercanos como lejanos y necesitas que ambos se vean nítidos.

Debes tener en cuenta, eso sí, que el uso de la distancia hiperfocal no va a conseguir enfocar objetos que se encuentren a escasos centímetros de tu cámara. Para estos objetos, es mejor retrasar la posición de la cámara y que entren en la profundidad de campo sin problemas.

Otro de los usos más comunes es en la fotografía nocturna, donde la cámara no tiene información de enfoque y debes saber dónde enfocar para que no quede todo borroso.

distancia hiperfocal

Aquí puedes ver la diferencia en los elementos en primer plano al enfocar al infinito (izquierda) y usar la distancia hiperfocal (derecha).

Encontrando la distancia hiperfocal

Aquí podría ponerme técnico y pasarte la fórmula matemática para hallar la DH, pero no creo que tengas ganas de ponerte a calcular antes de hacer una foto, así que, vamos a obviar esta parte.

Aparte de ésta, existen varias formas de encontrar la distancia hiperfocal de tu escena, algunas más sencillas o precisas que otras. Aquí vas a ver las más comunes y fáciles de usar a la hora de hacer una foto, para no perder demasiado tiempo en el proceso.

La tabla de distancias hiperfocales

La era del smartphone ha simplificado bastante esta opción. Antes, era bastante común llevar una libreta o una hoja impresa con una tabla que contenía todas las distancias hiperfocales apuntadas, lo cual te permitía consultar cuál era la adecuada para tu foto.

Ahora, sucede lo mismo, pero, en vez de papel, se puede consultar en el móvil, lo cual es mucho más versátil y preciso.

Estas tablas las puedes encontrar en multitud de aplicaciones o webs. Lo bueno de estas apps es que te permiten elegir tu modelo de cámara, distancia focal y apertura, de forma que sabes exactamente la DH que te corresponde.

Hay que decir que no son precisas al 100%, pero ayudan muchísimo.

Se pueden encontrar muchas aplicaciones de este tipo con toda la información que necesitas y, sobre todo, sin gastar dinero.

En aplicaciones como Hyperfocal DOF para iPhone o HyperFocal Pro para Android encontrarás toda esta info de forma gratuita y bien organizada.

Medidas del objetivo

Una vez tienes claro dónde está el punto al que debes enfocar, hay que configurar la cámara para ello.

El primer modo, y más obvio, es usar las marcas de medición de tu lente. En la parte superior, verás que hay una pequeña ventana con números. Éstos son los metros (o pies) a los que está enfocando tu objetivo.

Muchos fabricantes están dejando de usar este mecanismo o, si lo hacen, añaden muy poca información de enfoque. Si tu lente es lo suficiente avanzada (o antigua) para tener un buen sistema de medición, sigue los siguientes pasos.

  • Mediante la app de distancias hiperfocales, elige unos parámetros que te proporcione una profundidad de campo en la que entren los elementos en primer plano.
  • Configura tu cámara con dichos parámetros, apertura y distancia focal.
  • Selecciona el modo de enfoque manual y, girando la rueda de enfoque del objetivo, elige el valor obtenido.
  • Siempre en modo de enfoque manual, haz tu foto y comprueba en la vista previa que tu primer plano esté nítido.
distancia hiperfocal

A través de esta ventana puedes ver y elegir la distancia de enfoque.

Este método es el más sencillo que hay, y también es de los menos precisos, ya que las medidas que proporcionan los objetivos son algo precarias y no siempre llegan hasta las distancias necesarias. Pero, sin duda, es la mejor opción para probar las primeras hiperfocales.

El método de doblar la distancia

Doblar la distancia se ha convertido en el método que más utilizo a la hora de usar la distancia hiperfocal, ya que es el que encuentro más sencillo y efectivo.

Para ello, es tan sencillo como calcular la distancia hasta el elemento más cercano que debe salir enfocado y doblarla.

Por ejemplo, estás haciendo una fotografía a una flor que te gusta (el primer elemento que debe aparecer nítido) que se encuentra a un metro. Sabiendo que todo elemento desde la mitad de la hiperfocal hasta el infinito va a estar nítido, sabrás que tu hiperfocal se encuentra a dos metros.

Para seguir este método, debes hacerlo de la siguiente manera:

  • Elige el elemento más cercano que debe aparecer nítido en tu foto y averigua a qué distancia de tu lente se encuentra.
  • Dobla esta distancia para encontrar la hiperfocal.
  • Mediante el método de medición anterior o con los puntos de enfoque automático de la cámara, enfoca a un punto que se encuentre a la distancia obtenida.
  • Elige una apertura pequeña y una distancia focal corta para maximizar la profundidad de campo, generalmente entre f/11 y f/16.
  • Haz una foto y comprueba que el primer elemento de tu imagen se ve nítido y ya tendrás tu hiperfocal seleccionada.

Con este método, el mayor reto es conocer la distancia hasta el primer elemento nítido de tu foto. Pero hay varios sistemas para conseguirlo.

Si eres de las personas que tienen buen ojo, bastará con echar un vistazo para saber la distancia sin problemas. Otra opción es llevar un metro encima para conseguir una medida exacta, aunque un poco cutre, ¿no?

Y la última, es utilizar cualquier app de medición. Si eres usuario/a de iOS12, con la nueva app “medidas” podrás saber, con un margen de error mínimo, la distancia hasta cualquier elemento.

Si no, tanto en la App Store como en Google Play Store, existe una gran multitud de apps para medir, puedes utilizar cualquiera de ellas.

distancia hiperfocal

La app “Medidas”, disponible en iOS12, te permite medir de forma precisa cualquier distancia entre dos o más puntos y es ideal para hallar la distancia hiperfocal.

El método del enfoque al infinito

La segunda opción para encontrar tu hiperfocal sin metro ni tablas.

En esta ocasión, lo que debes hacer es simplemente enfocar al infinito, sacar una foto y, con ayuda de la vista previa al máximo zoom, busca el punto en el que la foto empieza a estar borrosa. Este punto, el más cercano aceptablemente nítido, será tu distancia hiperfocal.

Para utilizar la técnica del infinito, sólo tienes que seguir estos pasos:

  • Selecciona la apertura que quieres utilizar, cuanto más pequeña, mejor.
  • Enfoca al infinito de forma manual o al objeto más lejano de tu escena con el autoenfoque.
  • En el modo de vista previa, aumenta al máximo tu imagen y busca el punto en el que deja de verse aceptablemente nítida. (Este concepto es algo ambiguo, así que intenta que sea lo más realista posible) Este punto será tu distancia hiperfocal, recuerda dónde se encuentra.
  • Ahora, ya sea de forma manual o automática, lleva el punto de enfoque a ese lugar y todo lo que se encuentre entre la mitad de ese punto y tú estará aceptablemente nítido.

Este método es muy sencillo, pero presenta diferentes problemas, algunos de tremenda incomodidad.

La previsualización puede ser tremendamente complicada si tu cámara se encuentra a ras de suelo o a una altura considerable o si el sol se refleja en la pantalla. De esta forma, encontrar el punto borroso pasa a ser una odisea.

Otro problema es que en los ajustes de tu foto, tengas la nitidez aumentada, lo cual alterará el resultado y fallarás en la elección del primer punto desenfocado.

Si esto no es un problema para ti, este método es sencillo, aunque más laborioso que el anterior y siempre debes prestar atención a dónde cambia el enfoque para que la distancia hiperfocal sea lo más exacta posible.

Conclusión

Después de todo esto, ¿ha cambiado la cara que has puesto al principio?

La distancia hiperfocal puede ser todo lo fácil o todo lo difícil que quieras hacerla. Es fácil complicarse la vida con ella, con medidas innecesarias, sobre todo, pero también es sencillo si tienes claro cómo funciona y sigues los pasos justos.

Como todo, necesita práctica para hacerlo de forma fluida, pero no es algo que te vaya a dar dolores de cabeza, como puede parecer al principio. De hecho, en mi primer intento ya conseguí fotos completamente nítidas y sin esfuerzos sobrehumanos.

Espero haber aclarado todas tus dudas sobre la distancia hiperfocal con este artículo, si te ha servido, sólo te pido que lo compartas en tus redes.

Y tú, ¿tienes algún otro método o truco para tratar con la querida y simpática hiperfocal? (Sin tener que ser un matemático titulado, claro…)

Qué ******** es la distancia hiperfocal y cómo usarla sin líos
4.6 (92%) 5 votos

5 Comments to “ Qué ******** es la distancia hiperfocal y cómo usarla sin líos”

  1. Consuelo Rojas dice:Responder

    Muy didáctica para entender la DHF. Gracias, Javier

  2. VICTOR SUAREZ VIEITO dice:Responder

    El problema es…cómo la calculas cuando quieres hacer una foto nocturna y está todo oscuro y no tienes nada cercano para enfocar?

    1. Javier Somoza dice:Responder

      Hola, Víctor

      En ese caso, tienes que echar mano de las comentadas tablas y saber, mediante una linterna, por ejemplo, dónde está el primer elemento que quieres que aparezca nítido en tu foto (en caso de que lo haya). Si es una escena sin elementos cercanos, es todavía más sencillo, ya que puedes incluso enfocar al infinito.

      A partir de ahí, sólo tienes que buscar en la tabla, la distancia hiperfocal que se adapte a tus necesidades y configurarlo todo en consecuencia utilizando el anillo de enfoque de tu objetivo.

      Un saludo!

      1. VICTOR dice:

        Ok. Gracias. Aunque lo de enfocar al infinito no lo tengo claro.

  3. Deto dice:Responder

    Gracias Javier, mañana mismo hago pruebas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUBIR

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la siguiente página para asegurarte de que todo ha salido bien ]
He leído y acepto la política de privacidad *
Apuntarme al training
[ Al enviar, espera a que se cargue la página de confirmación para asegurarte de que te has apuntado correctamente ]